Psicodrama…acción!!!

Hemos creado un mundo de entretenimiento donde somos meros espectadores de la vida de otros, a través de espectáculos, videojuegos, televisión, redes sociales, Internet… Queremos vivir experiencias sin atrevernos a fracasar, sufrir o sentir dolor, sin darnos cuenta que vivir es eso precisamente…utilizar todos los sentidos, experimentar, vivenciar.  ¿Cómo aprendemos? Un niño aprende a base de repetir, insistir y probar.  Lo que ocurre es que pronto madres, padres y profesores les enseñamos el concepto de fracaso, haciéndole creer que existe sólo una respuesta correcta; imaginaros la congoja que produce saber que si te dejas llevar, tienes el 99,9% de posibilidades de fallar, por tanto la mejor forma de evitar el fracaso y la critica es, NO HACER NADA!! Psicodrama es un método de aprendizaje que permite probar, repetir y equivocarte las veces que necesites antes de arriesgarte en la vida real; ofrece a la persona un espacio donde ser protagonista y encontrar su forma de resolver conflictos, fortaleciendo así su confianza y autoestima. Combina la expresión verbal y la corporal; permitiendo liberar tensiones y emociones, así como recrear situaciones para su comprensión. Realmente nos sentimos plenos y comprendidos cuando coincide lo que pensamos, sentimos y hacemos.... leer más

Educadores o trabajadores

¿Cómo podemos ser educadores si hemos aprendido a ser trabajadores? Las madres y los padres tienen pendiente un trabajo emocional con los niños que llevan dentro. Venimos de una generación de padres que tenían más hijos de los que deseaban, y por lo tanto donde ser hijo era más ser una carga que un regalo. No tenían fácil acceso a la información y la máxima en su forma de educación era la obediencia y la disciplina, además de estar muy feo eso de sentir. Somos una generación de adultos que nos ha tocado vivir, en mayor o menor medida una época en que los niños no tenían derechos, los padres y profesores eran figuras de autoridad a las que no se cuestionaba; simplemente se obedecía. Se nos educaba para trabajar, obedecer y ser “educados” aunque eso significara callarnos lo que queríamos decir, olvidarnos de lo que sentíamos, obedecer aunque nos pareciera injusto y convertirnos en la oveja negra de la familia cuando mostrábamos nuestra rebeldía. Hemos vivido las necesidades de nuestros padres y ahora nos toca gestionar la abundancia de nuestros hijos. I.... leer más

La vida es música

Creo sinceramente que para tocar con pasión y disfrute un instrumento, tienes que llegar a sentir que estas unida a él, que forma parte de ti.  Y eso sólo se consigue siguiendo un proceso natural que lleva su tiempo…y su espacio… Primero tiene que existir una cierta atracción o elección mutua entre músico e instrumento, luego viene la decisión de formar un equipo; es a partir de aquí donde comienza la aventura de ir obteniendo permiso para su exploración y recorrido. Le sigue una fase de ensayo/error  que nos llevará al reconocimiento, la  localización de puntos de afinación, al deseo de unión,  a la compenetración total y al virtuosismo. A partir de ahí comenzaran los conciertos, la fluidez…y por fin…la facilidad y la sencillez de dejarse llevar el uno por el otro. En una sociedad donde se cree que la atracción tiene que hacerlo todo, donde la elección es un bucle…(puede haber otro instrumento más fácil, otro músico más experto) que nos lleva a estar saltando de instrumento a instrumento, de música a músico, quedándonos con una sensación de ser unos desastrosos músicos y unos inútiles instrumentos, cuando en realidad lo que nos ha faltado es la valentía para intentarlo…... leer más

Hijos deseados, hijos atrapados

Los hijos no deseados viven con la melancolía de lo que pudo haber sido y no fue, ese amor cálido y respetuoso de nuestra madre y padre ideales que nuestro hijo/a ideal no ha tenido. Pero Los hijos deseados, también están traumatizados.  Ser muy querido es una de las cosas más terribles que nos pueden pasar ya que, si una madre quiere demasiado a sus hijos, no puede  dejar de ser madre para volver a ser mujer.  Si esto sucede, sus hijos no podrán escapar de sus redes de amor de madre, tan preocupada, ansiosa y atenta que no les permitirá equivocarse, gritar, ser malos, buscar su sitio, fracasar, caer y equivocarse una y otra vez. Una madre que quiere demasiado a su hijo, le transmitirá que ella ha nacido para servirle y preocuparse por él. Ese niño llegará a la terrible conclusión de que no sirve para nada, que no puede, que no sobreviviría sólo, ¡¡¡Que sería de él si su madre no estuviera ahí!!! Queridas mamas, sean felices y vean documentales de animales. Ellos están menos preocupados por ser buenos padres;  se dedican a enseñar a sus cachorros lo necesario para ser adulto. Se relajan mientras sus cachorros se pelean, para que aprendan a medir sus fuerzas; van dejándoles cada día un poco más solos, para que descubran de qué son capaces. Ellos viven y dejan vivir. Y cuando vosotras descubráis lo que eso significa, llegaréis a sentir la verdadera maternidad.... leer más

Construir futuro, requiere atreverse

No deberíamos dormirnos en los laureles, ya que el futuro lo construirán los más atrevidos; que desafortunadamente no suelen ser, ni los más preparados, ni los más cautos, ni los mejor intencionados. Medio planeta enferma de carencias y otro medio lo hace de excesos. La educación es la clave, pero no una educación articulada para hacer trabajadores, sino una educación que ayude a comprender el mundo, la vida y a uno mismo.

leer más

¿Para qué sirve la psicología y la psicoterapia?

Aunque hablar de psicología es algo común,  no tenemos nada claro de que puede servirnos consultar nuestros malestares a una profesional de la psicología. Llega un momento en nuestra vida en el que sentimos la necesidad de profundizar en los motivos por los que vivimos, qué nos alegra la vida y qué nos la amarga. Acudir a un psicólogo es decidirse a explorar ese sótano abandonado donde hemos guardado todo lo que la vida ha puesto en nuestro camino. Los sótanos son lugares oscuros, llenos de baúles cerrados y muebles tapados con telas, mucho polvo y suciedad, con ventanas sucias y escondidas desde donde miramos al exterior esperando que las respuestas que necesitamos vengan a nosotros por arte de magia (aunque no creamos en la magia). Digamos que hacer psicoterapia es hacer una visita guiada a nuestro propio sótano, pues con la información pertinente  y  buena compañía no hay viaje que no deje huella y conocimiento. Así que si das tu permiso ¡¡ Abrimos puertas!! Primer paso: Hacer inventario de lo que allí hay. Siempre aparecen cosas que nos sorprenden y que nos hacen comprender misterios sin resolver. Segundo paso: Apertura de baúles y levantamiento de telas. En este paso aparecerán ante nuestros atónitos ojos obras maestras que jamás nadie nos enseñó, pero que aparecían en nuestros sueños. Tercer paso: Decidir con qué nos quedamos y de qué nos queremos desprender. Aprender a tirar a la basura lo que ya no sirve. Cuarto paso: Colocar a nuestro gusto lo que queremos conservar, así lo encontraremos rápidamente cuando lo necesitemos. Quinto paso: Abrir puertas y ventanas, si las hay. Para los... leer más

Padres e hijos. Madres e hijas. Pasado, presente y futuro.

¿Cómo influye nuestro pasado en nuestro futuro? El pasado es una herencia a la que no se puede renunciar, pero sí actualizar. Hoy no se les explica a los chicos y chicas cómo han vivido sus abuelos, bisabuelos, el dolor que han soportado pues no tenían acceso a las medicinas ni a los cuidados de hoy en día, el hambre que han pasado. Comer todos los días, dormir y no ser rechazados por su clan, era su prioridad y a lo que dedicaban la mayor parte de sus esfuerzos. La supervivencia y la búsqueda de seguridad. Tenemos que entender que esa información sigue en nuestros genes, en nuestros huesos y nos hace ser contradictorios, buscando obsesivamente algo que nos separa de otra necesidad más importante. Seguimos funcionando como si necesitáramos lo mismo que nuestros antepasados, cuando no es así. Antiguamente se aprendía el oficio de generación en generación, de padres y madres a hijas e hijos, y tenía sentido porque nuestras características son heredadas,   las habilidades se aprendían viendo al otro hacer, y el otro hacía con seguridad lo que llevaba haciendo durante años; eso permitía no sólo aprender un oficio, sino también adquirir la seguridad que una persona cercana te está transmitiendo. Hoy pedimos a nuestros hijos que hagan realidad nuestros sueños más ambiciosos y en ese camino que nosotros no hemos recorrido, les transmitimos nuestra inseguridad y nuestros miedos. Agradezcamos al que se atreve, al que se expone, al que expresa algo contrario a la opinión de la mayoría, al que rompe reglas, al que se equivoca. Enseñémosles a nuestros futuros gobernantes, jefes y ciudadanos a ser... leer más

Adolescentes y empleo

¿Qué les estamos enseñando a los adolescentes, a nuestros hijos, y a nuestros futuros ciudadanos? En los colegios se transmiten datos, se desarrolla la memoria y se enseña a aceptar normas. No se enseña a cocinar, a alimentarse adecuadamente, a limpiar y cuidar la ropa, a organizar el tiempo, relacionarse con los demás, utilizar los conflictos para crear relaciones honestas y ricas. No se les enseña nada de esto, porque se supone que eso !se lo enseñan sus madres y padres! y no nos damos cuenta que sus madres y padres han sido usuarios de la educación para trabajar; y como trabajadores eficientes, apenas tienen tiempo ni energía para enseñar nada, son trabajadores, no educadores, por lo tanto, ya no hay personas que se dediquen a enseñar a vivir. Vivimos en una sociedad con libertad de expresión, donde todo se evalúa y se critica, y esto condiciona la actuación de nuestros hijos e hijas. Para que no nos critiquen, lo mejor es no hacer. Cuanto menos hagamos y menos se nos vea, menos riesgo de ser rechazados y criticados, pero también más lejos del afecto y reconocimiento que necesitamos. Equivocadamente los valores que transmiten progenitores y profesores son: Que no fracasen, que no se metan en problemas, que no digan tonterías, que no metan la pata, que no hagan el ridículo, que no se atrevan, que no expresen lo que sientan, que se guarden lo que piensan, que no vivan… En un ambiente laboral donde lo que se demanda es: talento, creatividad, motivación e inteligencia emocional, esta estrategia no es recomendable. Es hora de que la psicología se utilice como una herramienta imprescindible... leer más

A grandes males, sencillos remedios

Vivimos en una sociedad sobre estimulada, donde todo lo que quiere ser visto (para ser comprado o vendido) busca una forma, cada vez, más espectacular, invasiva y potente de llamar la atención. ¿Cómo lo hace? Creando imágenes en nuestra mente que alimentan unas fantasías de felicidad irreal e inalcanzable… Realizar alguna actividad que nos aporte un poco de calma y enfoque la atención en uno mismo, nos ayuda a compensar este bombardeo de información.... leer más
Share This