La vida es música

Creo sinceramente que para tocar con pasión y disfrute un instrumento, tienes que llegar a sentir que estas unida a él, que forma parte de ti.  Y eso sólo se consigue siguiendo un proceso natural que lleva su tiempo…y su espacio… Primero tiene que existir una cierta atracción o elección mutua entre músico e instrumento, luego viene la decisión de formar un equipo; es a partir de aquí donde comienza la aventura de ir obteniendo permiso para su exploración y recorrido. Le sigue una fase de ensayo/error  que nos llevará al reconocimiento, la  localización de puntos de afinación, al deseo de unión,  a la compenetración total y al virtuosismo. A partir de ahí comenzaran los conciertos, la fluidez…y por fin…la facilidad y la sencillez de dejarse llevar el uno por el otro. En una sociedad donde se cree que la atracción tiene que hacerlo todo, donde la elección es un bucle…(puede haber otro instrumento más fácil, otro músico más experto) que nos lleva a estar saltando de instrumento a instrumento, de música a músico, quedándonos con una sensación de ser unos desastrosos músicos y unos inútiles instrumentos, cuando en realidad lo que nos ha faltado es la valentía para intentarlo…...

Hijos deseados, hijos atrapados

Los hijos no deseados viven con la melancolía de lo que pudo haber sido y no fue, ese amor cálido y respetuoso de nuestra madre y padre ideales que nuestro hijo/a ideal no ha tenido. Pero Los hijos deseados, también están traumatizados.  Ser muy querido es una de las cosas más terribles que nos pueden pasar ya que, si una madre quiere demasiado a sus hijos, no puede  dejar de ser madre para volver a ser mujer.  Si esto sucede, sus hijos no podrán escapar de sus redes de amor de madre, tan preocupada, ansiosa y atenta que no les permitirá equivocarse, gritar, ser malos, buscar su sitio, fracasar, caer y equivocarse una y otra vez. Una madre que quiere demasiado a su hijo, le transmitirá que ella ha nacido para servirle y preocuparse por él. Ese niño llegará a la terrible conclusión de que no sirve para nada, que no puede, que no sobreviviría sólo, ¡¡¡Que sería de él si su madre no estuviera ahí!!! Queridas mamas, sean felices y vean documentales de animales. Ellos están menos preocupados por ser buenos padres;  se dedican a enseñar a sus cachorros lo necesario para ser adulto. Se relajan mientras sus cachorros se pelean, para que aprendan a medir sus fuerzas; van dejándoles cada día un poco más solos, para que descubran de qué son capaces. Ellos viven y dejan vivir. Y cuando vosotras descubráis lo que eso significa, llegaréis a sentir la verdadera maternidad....

Construir futuro, requiere atreverse

No deberíamos dormirnos en los laureles, ya que el futuro lo construirán los más atrevidos; que desafortunadamente no suelen ser, ni los más preparados, ni los más cautos, ni los mejor intencionados. Medio planeta enferma de carencias y otro medio lo hace de excesos. La educación es la clave, pero no una educación articulada para hacer trabajadores, sino una educación que ayude a comprender el mundo, la vida y a uno mismo.

¿Para qué sirve la psicología y la psicoterapia?

Aunque hablar de psicología es algo común,  no tenemos nada claro de que puede servirnos consultar nuestros malestares a una profesional de la psicología. Llega un momento en nuestra vida en el que sentimos la necesidad de profundizar en los motivos por los que vivimos, qué nos alegra la vida y qué nos la amarga. Acudir a un psicólogo es decidirse a explorar ese sótano abandonado donde hemos guardado todo lo que la vida ha puesto en nuestro camino. Los sótanos son lugares oscuros, llenos de baúles cerrados y muebles tapados con telas, mucho polvo y suciedad, con ventanas sucias y escondidas desde donde miramos al exterior esperando que las respuestas que necesitamos vengan a nosotros por arte de magia (aunque no creamos en la magia). Digamos que hacer psicoterapia es hacer una visita guiada a nuestro propio sótano, pues con la información pertinente  y  buena compañía no hay viaje que no deje huella y conocimiento. Así que si das tu permiso ¡¡ Abrimos puertas!! Primer paso: Hacer inventario de lo que allí hay. Siempre aparecen cosas que nos sorprenden y que nos hacen comprender misterios sin resolver. Segundo paso: Apertura de baúles y levantamiento de telas. En este paso aparecerán ante nuestros atónitos ojos obras maestras que jamás nadie nos enseñó, pero que aparecían en nuestros sueños. Tercer paso: Decidir con qué nos quedamos y de qué nos queremos desprender. Aprender a tirar a la basura lo que ya no sirve. Cuarto paso: Colocar a nuestro gusto lo que queremos conservar, así lo encontraremos rápidamente cuando lo necesitemos. Quinto paso: Abrir puertas y ventanas, si las hay. Para los...